Centro Nacional de Documentación e Información de Medicamentos

La Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) advierte que cuando el medicamento Gilenya (fingolimod) para el tratamiento de la esclerosis múltiple (EM) se suspende, la enfermedad puede empeorar mucho más que antes de comenzar a usar el medicamento o mientras se estaba administrando. Este empeoramiento de la EM es raro, pero puede resultar en una discapacidad permanente. 

Gilenya está aprobado para el tratamiento de una forma de EM llamada EM remitente recurrente. El medicamento fue aprobado en los Estados Unidos en setiembre de 2010 y en el Perú en diciembre de 2011.

La FDA informa que en los 8 años desde la aprobación de Gilenya en 2010, han identificado 35 casos de discapacidad gravemente aumentada acompañados por la presencia de nuevas lesiones múltiples en la resonancia magnética (RMN) que ocurrieron de 2 a 24 semanas después de suspender la administración de Gilenya. La mayoría de los pacientes experimentaron este empeoramiento en las primeras 12 semanas después de suspender el medicamento.

La FDA recomienda a los profesionales de la salud que deben informar a los pacientes antes de iniciar el tratamiento con Gilenya sobre el posible riesgo de un aumento severo de la discapacidad después de suspender el tratamiento. Cuando se suspende a Gilenya, se debe observar cuidadosamente a los pacientes en busca de evidencia de una exacerbación de su EM y tratarlos adecuadamente. Se debe recomendar a los pacientes que busquen atención médica inmediata si experimentan síntomas nuevos o empeoramiento de EM después de que Gilenya se haya suspendido.

En el Perú, además de Gilenya 0.5 mg Cápsula están autorizados para comercializar Lebrina 0.5 mg Cápsula, Modina 0.5 mg Cápsula y Figoms 0.5 mg Cápsula, que también contienen al ingrediente farmacéutico activo fingolimod.

https://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm626095.htm
Fuente: U.S. Food and Drug Administration